+34 683 603 411
+34 917 824 330

Servicio de Impugnaciones CTO

Impugnaciones 2018

En la página del Ministerio de Sanidad podéis encontrar el procedimiento a seguir para realizar las impugnaciones, pero no vais a tener disponible la bibliografía necesaria para impugnar cada pregunta. Por ello hemos habilitado este apartado, para que los días 14, 15 y 16 de febrero, tengáis toda la información necesaria.

Plantilla de respuestas e impugnaciones

Tabla de impugnaciones

V0 V1 V2 V3 V4 RC COMENTARIO BIBLIOGRAFÍA PDF
1 33 33 33 33 33 3 La articulación iliaca sacroiliaca izquierda presenta una esclerosis que afecta sobre todo a la porción más caudal, hallazgo COMPATIBLE con SACROILEITIS UNILATERAL observada en enfermedades como la psoriasis. En la imagen que adjuntamos se puede ver como Helms, en su libro, describe una adectación similar. Fig. 6-17. Helms, Pág. 119 C. A. (2013). Fundamentals of Skeletal Radiology. Elsevier Health Sciences. Ver
2 54 56 59 54 42 4 Pregunta de consejo genético sobre una enfermedad clásica de herencia ligada al X recesiva. El tipo de herencia de la enfermedad de Duchenne se debe conocer para el MIR, pero además puede deducirse por el árbol genealógico que dibujamos al leer el enunciado. María (la consultante) es hija de una mujer que tiene un hermano y un tío materno afectos de la enfermedad. La probabilidad de su madre de ser sana portadora sería 50% (1/2), la de ella como hija de una posible portadora al 50%, se divide a la mitad, 25% (1/4). De esta forma calculamos la probabilidad teórica. En el cálculo de probabilidades de genética existen diversas formas de calcularla, como la probabilidad teórica, que tiene en cuenta el tipo de herencia de la enfermedad y el árbol genealógico identificando probabilidades de ser sanos portadores ; y la probabilidad condicionada, que tienen en cuenta además, la probabilidad de recurrencia de que un hecho ocurra (aplicando el teorema de Bayes) y que tendría en cuenta que Isabel, la madre de María tiene tres hijos varones sanos, lo cual modificaría (según este modelo) la probabilidad de ser sana portadora. Ambas maneras de calcular probabilidades se han utilizado en genética, pero la aplicación de la probabilidad condicionada, debe limitarse a casos muy seleccionados. Además el hecho de que una mujer sana portadora, tenga tres hijos sanos, puede ser azaroso, por lo que la probabilidad condicionada no se aplica por todos los autores. Según el razonamiento anterior en esta pregunta la respuesta correcta sería ¼ si aplicamos la probabilidad teórica y < ¼ si aplicamos la probabilidad condicionada. Conceptos de Genética. W. S. Klug, M. R. Cummings, C. A. Spencer. Ed. Pearson, año 2006, páginas 57-59. Ver
3 74 72 68 66 73 1 Las opciones 4 y 3 son incorrectas, porque la TVP asienta principalmente en las extremidades inferiores. La duda está entre la opción 1, el plexo venoso del sóleo (opción correcta del ministerio 1), y la opción 2 (el sector femoral del muslo). Lo cierto es que existe cierta controversia entre ambas opciones, dependiendo principalmente de la serie que se escoja. En pacientes con diagnóstico evidente y/o tromboembolia, el sector proximal es más frecuente. Probablemente de manera global el sector distal sea más incidente, siendo más difícil de diagnosticar por pasar frecuentemente desapercibido o ser menos grave. En cualquier caso en el último y más reciente documento de consenso europeo de cardiología sobre enfermedad vascular periférica se especifica que el 80% asientan sobre el territorio proximal. Existe evidencia para apoyar lo contrario también, pero la importancia de un documemto de consenso/posicionamiento y su afirmación tan tajante es al menos razón para impugnar la pregunta y considerar dos opciones correctas. Mazzolai L, Aboyans V, Ageno W, Agnelli G, Alatri A, Bauersachs R, et al. Diagnosis and management of acute deep vein thrombosis: a joint consensus document from the European society of cardiology working groups of aorta and peripheral circulation and pulmonary circulation and right ventricular function. Eur Heart J. 2017 Feb 17. doi: 10.1093/eurheartj/ehx003. Link Ver
4 114 122 117 120 120 4 Todas las opciones parece ser correctas. Se trata de una uretritis muy probablemente gonocócica. El diagnóstico se confirmará mediante cultivo y PCR del exudado uretral, si bien está indicado iniciar tratamiento empírico con cobertura simultánea de gonococo (con una cefalosporina en dosis única) y de Chlamydia trachomatis (con azitromicina en dosis única o doxiciclina durante 7 días). El reciente “Documento de Consenso sobre Diagnóstico y Tratamiento de las Infecciones de Transmisión Sexual en Adultos y Adolescentes” (Marzo de 2017), redactadas por el Grupo de Expertos del Grupo de Estudio de SIDA de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (GESIDA-SEIMC), la Secretaría del Plan Nacional sobre el SIDA, el Grupo de Estudio de ITS de la SEIMC (GEITS), la Academia Española de Dermatología y Venereología y la Sociedad Española de Infectología Pediátrica (SEIP) recomiendan realizar antibiograma en caso de que se detecte gonococo, ante el creciente desarrollo de resistencias en este microorganismo (motivo por el cual, por ejemplo, ya no se recomienda el uso de quinolonas). Estas guías también aconsejan confirmar la curación mediante la toma de una nueva muestra de exudado uretral al cabo de 3-6 semanas, particularmente si persisten los síntomas o el cumplimiento terapéutico ha sido dudoso. Si bien en el enunciado no se especifican ninguna de estas dos últimas circunstancias, creemos que la recomendación es lo suficientemente amplia como para cuestionar la validez de la pregunta en su conjunto. Documento de consenso sobre diagnóstico y tratamiento de las infecciones de transmisión sexual en adultos, niños y adolescentes (marzo 2017). grupo de expertos del grupo de estudio de sida de la seimc (gesida), secretaria del plan nacional sobre el sida (spns), grupo de estudio de its de la seimc (geits), grupo español para la investigación de las enfermedades de transmisión sexual de la academia española de dermatología y venerología y de la sociedad española de infectología pediátrica (seip). pags.33-37 Ver
5 139 141 143 147 140 4 Esta pregunta es muy dudosa. El tratamiento del asma en el embarazo es el mismo que fuera del embarazo. La mayoría de fármacos empleados en el tratamiento del asma son seguros (corticoides inhalados, betaagonistas tanto de acción corta como de larga, antagonistas de receptores de leucotrienos), y un asma mal controlada afecta al creciemiento intrauterino del feto, aumenta el riesgo de parto prematuro y de bajo peso al nacimiento. Hay más evidencia de seguridad con la budesonida que con la fluticasona, pero ambas pertenecen al grupo C de seguridad en embarazo y no hay motivo para cambiar. En general se debe dar prioridad al control de la enfermedad asmática por el riesgo que supone un asma mal cotrolada sobre madre y feto. Tanto la opción de mantener un corticoide inhalado asociado a betaagonista de acción larga como corticoide inhalado solo con vigilancia estrecha son opciones viables, por lo que las respuestas 1 y 4 podrían ser correctas Adjunto en PDF la normativa GINA actualizada de asma que dice, en la página 67, que en el embarazo se debe dar prioridad a evitar exacerbaciones que a reducir medicación. Management of asthma during pregnancy. Michael Schatz, MD, MS Steven E Weinberger, MD. Pag. 1 UptoDate 2018 Ver
6 173 175 172 177 122 2 Las respuestas 3 y 4 no ofrecen dudas. Ninguna de las dos son maniobras o terapias regladas para la prevención de la infección en una fractura abierta. Sin embargo, las respuestas 1 y 2 se aplican en cualquier fractura abierta de tibia de manera secuencial. No se concibe una sin la otra en una buena práctica. La antibioterapia intravenosa de amplio espectro (con combinación de más de un antibiótico) es una medida muy importante en la prevención de la infección y debería ser lo más inmediata posible al momento del accidente (generalmente en cuanto el paciente llega a la urgencia hospitalaria). Después del antibiótico intravenoso y del estudio radiológico, el desbridamiento-lavado exhaustivo de la herida en quirófano con muchos litros de suero fisiológico es otra medida muy importante en la prevención. La literatura está llena de referencias de la importancia relativa de cada una de las dos medidas en la prevención respecto de su no aplicación o aplicación tardía, pero no existe (hasta nuestro conocimiento) ninguna referencia en la literatura sobre la mayor eficacia de una medida sobre la otra. De hecho, en algunos trabajos incluso se apunta al antibiótico como más eficaz en la prevención que el desbridamiento precoz de la herida. Early antibiotics and debridement independently reduce infection in a open fracture model. J.G. Penn-Barwell, C.K. Murray, J.C.Wenke. The Journal of Bone & Joint Surgery. Vol. 94-B, No.1 January 2012. Pags. 107-112 Ver 1, Ver 2
7 178 189 186 185 192 2 Creemos que en esta pregunta la respuesta sería retrasar la cirugía ya que se trata de un stent farmacoactivo implantado hace tan sólo 2 meses (riesgo alto de trombosis si se quitase la doble antiagregación) en un paciente al que se va a intervenir de una cirugía, en principio, totalmente diferible. En la cirugía de extracciones múltiples dentarias existe riesgo leve/moderado de sangrado, por lo que creemos que lo más recomendable sería postponer la cirugía y reevaluar en una nueva consulta preanestésica. Miller’s Anesthesia Ronald D. Miller, MD, MS. Elsevier Inc. Copyright © 2015 by Saunders. ISBN edición original: 978-0-7020-5283-5 ISBN edición española obra completa (versión impresa): 978-84-9022-927-9 ISBN edición española (versión electrónica): 978-84-9022-936-1 Ver
8 191 192 180 195 195 4 En la siguiente pregunta nos plantean un paciente controlado con morfina de liberación prolongada que tiene dolor a las 8 horas de la administración del fármaco cuando su efecto dura 12 horas. En esta pregunta veo dos errores para definir la opción número 4 (Ineficacia) como la opción correcta. En primer lugar, nos dicen que el paciente “últimamente no tiene el dolor bien controlado”; por lo tanto no podemos discernir si tenía o no el dolor bien controlado previamente, pero da a entender que si lo tenía. En segundo lugar, no nos hablan que el paciente tenga efectos adversos. En este contexto, es posible que no hayamos alcanzado la dosis terapéutica en este paciente pero no se puede considerar un “fallo del fármaco” tal y como lo encontramos definido en el “Manual de control de síntomas en pacientes con cáncer avanzado y terminal”. Se consideraría fallo del fármaco si habiendo alcanzado dosis máximas (en este caso la morfina no tienen techo terapéutico) no pudiéramos lograr una analgesia satisfactoria o, si antes de la analgesia, aparecen efectos adversos. En caso que el paciente, hubiera tenido el dolor bien controlado previamente la situación es diferente. En este caso el efecto analgésico duraría menos tiempo del habitual en el paciente y se generaría un efecto de tolenacia en el final de dosis. Este efecto de Tolerancia constituye un cambio famacocinético y farmacodinámico en la cual el paciente necesita mayor dosis para obtener el mismo efecto. Por los siguientes motivos creo que la siguiente pregunta debe ser anulada. Manual de control de síntomas en pacientes con cáncer avanzado y terminal. 3ª edición. Autores: Josep Porta Sales, Xavier Gomez Batiste y Albert Tuca Rodriguez. Editorial: Enfoque editorial S.C. ISBN: 978-84-15905-03-5. Ver
9 221 216 210 223 212 2 Según el calendario vacunal propuesto por la Asociación Española de Pediatría, tanto en el 2017 como en el 2018, es correcta la administración a los 12 meses y una segunda dosis de recuerdo entre los 2-4 años tanto de la triple vírica (SRP) como de la varicela. Es más frecuente la administración a los 12 meses de la SRP y a los 15 meses de la varicela pero no es incorrecto vacunar de la varicela a los 12 meses, por lo que al haber 2 respuestas correctas la pregunta sería impugnable. Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría. Calendario de Vacunaciones de la Asociación Española de Pediatría. Razones y bases de las recomendaciones 2018. [Internet]. Madrid: AEP; 2018. Ver